Episcopado

7 de noviembre de 2022
Por: José Báez Guerrero

Los obispos celebran el sexagésimo aniversario de la Conferencia del Episcopado Dominicano, que agrupa a nuestros prelados, cuya Iglesia es la primada de América y muy cercana al Vaticano. 

Las novedades y renovación iniciadas por Pío XII revolucionaron al catolicismo. Tras la guerra mundial, prosperaron otros ismos, proponiendo transformaciones socioeconómicas más que espiritualidad o fe. Misas en español de cara a fieles y alinear la misión profética con los débiles y pobres, dieron a algunos obispos gran relevancia política. También repuntó el entusiasmo religioso, pese a los avances del protestantismo financiado por intereses foráneos. 

Hoy los obispos, con pocas excepciones, lucen más perdidos que los pastorcillos en Belén. Desbarran con querúbica “insouciance” sobre medicina, minería, partidismo, economía y otros mundanos afanes y pocas veces predican fuera del templo. Recordar la inteligencia y el liderazgo de los cardenales Beras y Nicolás, los obispos Polanco Brito, Reilly, Pepén, Camilo, o los monseñores Arnáiz, Agripino, Adames, Alonso, Amancio, para mencionar solo la letra A, obliga a rogar a Dios por otro “aggiornamento” que rescate la zozobrante iglesia.

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram