Malecón © Turismo de Republica Dominicana

Rescate de riberas

30 de septiembre de 2020
Escrito Por: José Báez Guerrero

Ciudades con riberas marinas o fluviales, cuyos munícipes poseen conciencia, dan al espacio frente al agua la mayor importancia. Los mejores parques, residencias o edificios comerciales, compiten por ubicarse en la costa. Aquí –como con tantas cosas— ¡es al revés!

 El Malecón fue una ruina hasta que David Collado lo rescató. Algunos cabalosos dicen que azara: hasta el Vesuvio cerró. Es casi vergonzoso cuan inacabable resulta el saneamiento del Ozama, Isabela y Haina, que abrazan a Santo Domingo. El gobierno anterior rescató y reconstruyó La Barquita con criterios urbanísticos. Pero el mal que aflige las riberas y los cauces es mayor que simplemente ecológico o ambiental; no es sólo la contaminación. Es la ausencia del imperio de la ley, desde inexistencia de propiedad privada legal hasta violación impune de las leyes y ordenanzas sobre construcción, urbanismo, vecindad, ornato y salubridad. Algo tan complejo podría arreglarse simplemente imponiendo la ley. 

Quizás la pandemia hace extemporáneo este asunto, pero la construcción es imprescindible para reactivar la economía. Ningún lugar mejor para invertir construyendo. 

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram