Ficciones

29 de junio de 2021
Escrito Por: José Báez Guerrero

Nuestras vidas están llenas de ficciones. Son cuestiones imaginarias, sin asidero concreto, abstracciones convenientes, como las llamadas ficciones jurídicas aceptadas como auténticas realidades para fines legales, aunque sea materialmente imposible demostrarlas, como por ejemplo una persona moral incorpórea con derechos y deberes como si fuese de carne y hueso.

Distintas clases de conglomerados sociales se organizan echando mano a variadas ficciones legales. Por ejemplo, hay países que son repúblicas, monarquías, regímenes unipartidistas o dictaduras.

Aparte de las leyes, cuya legitimidad dimana de diferentes fórmulas de interpretación de la soberanía o voluntad del pueblo, cada país posee unos atributos particulares que incluyen, junto con sus propias ficciones, sentimientos, emociones, gustos y tradiciones compartidas que definen su carácter.

También el deseo de honrar su pasado, vivir dentro de sus reglas el presente y trabajar con un mínimo de unidad de propósito de cara al futuro. Seis mil años de civilización han ido refinando comunes denominadores mínimos, como los derechos humanos, compartidos universalmente. Rumio estas perogrulladas, miro hacia Haití y pienso: “¡qué bien mentimos!”.

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram