Falsos pobres 

28 de junio de 2022
Por: José Báez Guerrero

La campaña gubernamental contra la corrupción, aun sin algún éxito judicial pese a muchos procesos, merece apoyo de todo dominicano que desee superar la impunidad de políticos, funcionarios y otros que viven como príncipes alegando ante la DGII una pobreza penosa. A veces se cree que basta con alguna somera supervisión por la Cámara de Cuentas.

Al contrario, creo que toda rendición de cuentas o declaración patrimonial debe corresponderse con las liquidaciones ante la DGII. E incluir no sólo a la persona sino las entidades que controlan.

Por ejemplo, las ASFL e instituciones similares pocas veces rinden cuentas de sus finanzas, pese a que muchas reciben sumas enormes del Presupuesto Nacional y poseen activos inmobiliarios donados por el Estado. Las pocas que publican algún remedo de balance, lo hacen sin verificación independiente sino con estados preparados por sí mismas.

En los Estados Unidos, condenar la evasión fiscal resultó un arma más poderosa contra el hampa y la corrupción política que la persecución policial. Quizás necesitamos más auditores o contadores y menos policías y fiscales.

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram