El real peligro

21 de agosto de 2023
Por: José Báez Guerrero

Según inveterados patrioteros, dizque Estados Unidos, otras potencias y la ONU procuran unificar al territorio vecino y la República Dominicana.

Es un absurdo mayúsculo porque la mayoría de los haitianos se opone tanto o más que nosotros a esa peregrina posibilidad.

La temida fusión es un mito provechoso que políticos sin votos venden a tontos útiles para medrar cerca del gobierno. Es imposible esa mestura constitucional.

Empero, sí es cierto que la constante involución de Haití, su disolución y resultante inviabilidad, representan graves amenazas para nuestra estabilidad y progreso. Es casi imprescindible la mano de obra haitiana, especialmente en la construcción.

Sin embargo, la irregularidad de esa presencia o ingreso temporal ocasiona enormes gastos de salud pública, corrupción flagrante, desorden migratorio y presiones inaceptables para que recibamos refugiados. Cada una de estas cananas haitianas tiene una causa raíz común, la ilegalidad.

Las consecuencias dominicanas del desmadre haitiano sólo pueden enfrentarse exitosamente con mayor legalidad y combate contra la corrupción. Haití nos enseña que cuando fracasa el imperio de la ley, sobreviene el caos. Ese es el verdadero peligro haitiano.

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram