Tío Papío

31 de mayo de 2021
Escrito Por: José Báez Guerrero

Fue el último varón, noveno de diez hijos, de mis abuelos Tuto y Mamía. Sietemesino, decía que salió huyendo del vientre materno. Al mayor, mi papá Ventura, le llamaba Panino, pues lo bautizó. Su viva inteligencia se desaprovechó al dejar sus estudios de ingeniería, tras el trujillato; quizás porque mi abuelo falleció en 1960. 

Al tercer matrimonio, encontró al fin en mi tía Heidi a su domesticadora. Ordenó su vida mejor, dedicado a su familia, su laboratorio de fotografía y su iglesia. Le apasionaba la cacería y cuando su Panino estaba postrado por enfermedad, frecuentemente íbamos con mi hermano Fernando a tirarle a rolones y codornices. Compartimos muchas aficiones como la cocina y hacer viajes por carretera sin mucha planificación. Su destino favorito era ir “de un brinquito” a Sánchez por camarones o a Jarabacoa o Constanza “la ida por la vuelta”. 

Tras coger COVID-19, en diciembre, y luego un ACV del cual nunca se recuperó, se nos fue al Cielo ayer Rafael Emilio Báez Pichardo. He llorado como un niño. 

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram