(Imagen nuevamineria.com)

Caso para estudio

17 de febrero de 2021
Escrito Por: José Báez Guerrero

Los opositores al aprovechamiento de la riqueza mineral de Loma Miranda ofrecen un excelente ejemplo de cómo la carencia de licencia social impide que proyectos perfectamente razonables y necesarios puedan realizarse, por descuido de los propios interesados. 

Por muchos años, Falconbridge mantuvo una magnífica relación con la comunidad de Bonao, aledaña a su área de operaciones en el corazón del Cibao. Múltiples motivos, incluyendo desidia y cambios de propietarios, operaron la desgracia de que la otrora bien amada empresa ahora es execrada. ¡Siendo la misma! Carece de dolientes que la ayuden a crear las condiciones políticas y comunitarias para que sea factible el minado de ferroníquel en Loma Miranda. 

La cuestión ha dejado de ser quién tiene o no razón desde las perspectivas ambientalista o de necesidad del Estado para mantener y crear empleos y recaudar impuestos y regalías. Es puramente emocional que más del 80% de sus vecinos expresen rechazar a Falconbridge, pese a que su presencia es vital para Bonao. Ojalá la empresa reconquiste sus viejos amores comunitarios. 

José Báez Guerrero

Abogado, escritor y periodista dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hogar cibernético de José Báez Guerrero.
Política de PrivacidadCondiciones y Reglas de Uso
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram